Cinco consejos para la gestión de los empleados durante la pandemia de COVID-19 en el teletrabajo

El teletrabajo va en aumento a medida que el país se enfrenta a COVID-19. El teletrabajo obligatorio puede reducir el riesgo de propagación en la comunidad, pero también presenta nuevos retos para la gestión de los empleados. A continuación se presentan cinco consejos que los empleadores deberían considerar mientras se adaptan a sus nuevos lugares de trabajo virtuales.

Consejo 1: Ejecutar un acuerdo de teletrabajo con los empleados.

Esta es una tarea simple que, desafortunadamente, muchos empleadores se olvidan de completar. Un acuerdo de teletrabajo es una herramienta efectiva para establecer las reglas para trabajar a distancia. El acuerdo debe establecer las expectativas sobre las horas de trabajo, las condiciones de trabajo, los deberes laborales y el derecho del trabajador. Un acuerdo de teletrabajo es especialmente importante en el caso de que un empleador crea que un empleado ha abusado del acuerdo de teletrabajo. Los empleadores que renuncian a un acuerdo de teletrabajo pueden encontrarse más tarde discutiendo con los empleados sobre las normas de trabajo desde el hogar. La ejecución de un acuerdo de teletrabajo puede ayudar a evitar esa disputa.

Consejo 2: Proteger la información confidencial.

La mayoría de los empleadores se esfuerzan por proteger la información confidencial dentro del lugar de trabajo. Tienen cortafuegos, contraseñas y software de encriptación, sólo por nombrar algunas cosas. ¿Pero qué hay de la información confidencial fuera del lugar de trabajo? El riesgo de manejar mal la información confidencial tiende a aumentar con el teletrabajo. Por ejemplo, los empleados pueden enviar archivos relacionados con el trabajo a sus cuentas de correo electrónico personales como solución para acceder al servidor de su empleador desde su casa. Los empleados que trabajan a distancia también pueden tener familiares que comparten sus dispositivos informáticos domésticos o que pueden observar visiblemente la información confidencial en el entorno de trabajo remoto. Un acuerdo de teletrabajo bien redactado puede (y debe) establecer las obligaciones del empleado para salvaguardar la información confidencial del empleador mientras trabaja a distancia.

 

Consejo 3: Establecer procedimientos de cronometraje a distancia para el personal no exento.

Los empleados no exentos que trabajan a distancia suelen ser un gran no-no. Esto se debe a que el personal no exento tiene derecho a un salario por horas extras, y el seguimiento de las horas de trabajo de los empleados que trabajan a distancia es difícil. Sin embargo, COVID-19 ha cambiado el entorno de trabajo tradicional. Ahora, el personal tradicionalmente no exento, como los asistentes administrativos y el personal de entrada de datos, pueden encontrarse trabajando desde casa por primera vez. Los empleadores deben establecer hojas de registro virtual u otros procedimientos de control de tiempo para todos los empleados no exentos a los que se les permite trabajar a distancia. Si no lo hacen, pueden producirse costosas violaciones de los salarios y las horas de trabajo.

 

Consejo 4: Adoptar la tecnología de asistencia para mantener a los empleados comprometidos.

El teletrabajo nunca ha sido tan fácil. Ya sea Skype, Zoom, Slack, Jabber, u otro software de comunicación y reuniones virtuales, los empleadores tienen una variedad de herramientas efectivas para mantenerse en contacto con sus empleados que trabajan a distancia. Por supuesto, no hay nada que sustituya a la interacción cara a cara, pero la mayoría de los empleadores no necesitan conformarse con una simple llamada en conferencia por teléfono. La utilización de tecnología de asistencia para el trabajo a distancia puede ayudar a los empleados a mantenerse en contacto mientras todos nos adaptamos a nuestras nuevas oficinas virtuales. Y los empleados comprometidos tienden a ser más productivos.

 

Consejo 5: Recordar a los empleados que el teletrabajo no es un sustituto permanente del trabajo en el lugar de trabajo del empleador.

Para la mayoría de los empleadores, el teletrabajo en respuesta a COVID-19 no está pensado como un acuerdo de trabajo permanente. Los empleadores deben recordar a los empleados (por escrito, preferiblemente) que el teletrabajo es una medida temporal en respuesta a una amenaza de seguridad imprevista. Este recordatorio ayudará a evitar reclamaciones de que se permita a un empleado teletrabajar permanentemente. Esto es particularmente importante en el contexto de los ajustes por discapacidad, en el que los empleados discapacitados pueden solicitar el teletrabajo permanente como ajuste razonable de su incapacidad para viajar al lugar de trabajo. Si el empleador considera que una o más de las principales tareas del empleado no pueden realizarse a distancia de forma permanente, debe comunicarle ese hecho ahora y no más tarde.

 

Los consejos anteriores son sólo algunas sugerencias para gestionar el trabajo en la forma de teletrabajo dentro de la nueva “normalidad” causada por COVID-19. Los empleadores o empresas que necesiten un espacio para sus trabajadores alrededor de toda España solo tienen que contactar con nosotros, se lo facilitaremos de una forma individual, cercana, sin incomodidades para cada trabajador. Nos especializamos en encontrar el mejor espacio de trabajo para que tus empleados aumente tu productividad en condiciones de teletrabajo.

Únete a la conversación

Buscar

agosto 2020

  • L
  • M
  • X
  • J
  • V
  • S
  • D
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31

septiembre 2020

  • L
  • M
  • X
  • J
  • V
  • S
  • D
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
Size
Price
Amenities
Facilities

Comparar listados

Comparar